Vaginismo

Comúnmente se conoce como “Vaginismo” el trastorno sexual femenino consistente en la imposibilidad de realizar el coito o penetración vaginal. Las personas que lo sufren manifiestan un dolor intenso en la entrada vaginal cuando intentan el coito y esto las desanima a continuar.

Algunas personas que sufren vaginismo tampoco pueden introducir un tampón, un dedo ni realizar una exploración ginecológica.

El vaginismo, consiste en la contracción o espasmo de la musculatura que rodea la vagina. Y es esta contracción muscular la que provocar dolor al intentar la penetración. Todo esto se produce de modo reflejo y, por tanto, sin el control voluntario de la persona que muchas veces no es consciente de la tensión muscular, sólo siente dolor cuando intenta la penetración.

Sus causas podemos dividirlas en dos grupos: Físicas y Psíquicas

Las causas de tipo físico son las menos comunes y pueden tener relación con cualquier patología de los órganos pélvicos que, en el momento presente, haga dolorosa la penetración o que causara dolor en épocas pasadas, motivo por la cual se constituye como la base para que se establezca una respuesta de vaginismo en el momento presente. Es evidente que cuando existe una patología local que causa dolor en la penetración, su curación es requisito esencial en el tratamiento del vaginismo, dado que mientras el coito sea doloroso el reflejo aprendido persistirá y además se verá reforzado por los frecuentes intentos de penetración. Es importante tener en cuenta que, muchas veces, cuando la patología es tratada médicamente en forma adecuada el vaginismo desaparece, pero cuando persiste debe derivarse al sexoterapeuta.

La mayoría de las ocasiones, el vaginismo está causado por factores de tipo psicológico: miedo al dolor, ansiedad ante la penetración, fobia al coito…que pueden estar agravados o sustentados por en una educación puritana y estricta, una mala socialización del control de esfínteres, una experiencia sexual/corporal desagradable, a falta de información sexual y la existencia de mitos y creencias erróneas acerca de la primera experiencia sexual de coito.

1-5

Tratamiento del vaginismo

El tratamiento consiste en una serie de técnicas y ejercicios que ayuden a la mujer a comprender mejor el funcionamiento de su cuerpo y de su sexualidad.

A la vez es fundamental hacer educación sexual, para que la persona cuente con información exhaustiva que la desangustie y la anime a una tarea de reconocimiento corporal de su propia genitalidad, como punto de partida para solucionar su vaginismo.

El vaginismo es un problema que afecta a bastantes mujeres en la actualidad y tenemos que saber que su tratamiento es eficaz, así que si te sientes identificada o crees que sufres de Vaginismo, no dudes en preguntarnos, una consulta a tiempo puede solucionar tu problema.

1-5

Tratamiento del vaginismo

El tratamiento consiste en una serie de técnicas y ejercicios que ayuden a la mujer a comprender mejor el funcionamiento de su cuerpo y de su sexualidad.

A la vez es fundamental hacer educación sexual, para que la persona cuente con información exhaustiva que la desangustie y la anime a una tarea de reconocimiento corporal de su propia genitalidad, como punto de partida para solucionar su vaginismo.

El vaginismo es un problema que afecta a bastantes mujeres en la actualidad y tenemos que saber que su tratamiento es eficaz, así que si te sientes identificada o crees que sufres de Vaginismo, no dudes en preguntarnos, una consulta a tiempo puede solucionar tu problema.

El vaginismo afecta a bastantes mujeres en la actualidad y tenemos que saber que su tratamiento es eficaz.

Aviso Legal I Política de Privacidad I Política de cookies
2020 © Todos los derechos reservados. Página web desarrollada por El Ático de las Ideas

Abrir chat